Primeras líneas de…El amor y los bosques

“Tuve ganas de conocer a Bénédicte Ombredanne cuando me topé con su primera carta: era una carta cuyo fervor matizaban los toques humorísticos, dos páginas que me conmovieron y me hicieron sonreír, muy bien escritas además, una combinación lo bastante inusitada como para engancharme inmediatamente. Un tanto cauta al principio, aquella carta era, según iba… Leer más Primeras líneas de…El amor y los bosques