La maldición de Hill House – Shirley Jackson

Hill House

Shirley Jackson | L’Altra editorial | Traducción: Martí Sales | Páginas: 278 

Sinopsis: El profesor Montague, antropólogo y aficionado al estudio de fenómenos paranormales, alquila una antigua mansión, Hill House, de la que se dice está encantada. Montague contrata a tres ayudantes con el objetivo de que registren lo que ocurra en la casa: Eleanor, una tímida y solitaria joven que ha pasado once años cuidando a su madre enferma; Theodora, alegre y vital con capacidades telepáticas y Luke, un joven vividor cuya presencia ha sido impuesta por su tía, propietaria de la casa. Durante su estancia, el grupo intentará descubrir cuál es el misterio que esconden los muros de Hill House. Inevitablemente, cada uno de los personajes se verá afectado por el malvado influjo de la casa.

La autora

jackson_shirley

 Shirley, enigmáticamente vuestra.

Shirley Jackson (1916-1965), escritora estadounidense especializada en el género del terror, publicó esta obra en 1959. The Haunting of Hill House ha sido considerada, como una de las más importantes obras de terror del siglo XX. Jackson también escribió, entre otros, el relato The Lottery (1942), We Have Always Lived in the Castle (1962) y otros cuentos y novelas. Jackson ha influido en reconocidos escritores del género de terror como Stephen King.

 

Mis impresiones

¿Qué te ofrece Hill House? Una casa en la que ninguna puerta permanece abierta, ruidos y risas infantiles que te despiertan a media noche y en la que es fácil desorientarte. El tipo de casa que se rifarían en Airbnb. 

La maldición de Hill House se lee fácilmente gracias al estilo directo de la autora, al que hay que sumar su habilidad para la escritura de “terror psicológico” sin necesidad de recurrir a grandes golpes de efecto. La lectura tiene ritmo y apenas te permite relajarte entre escena y escena. Jackson elige las palabras de manera infalible para recrear un ambiente opresivo y misterioso a la vez. Y es que, desde las primeras páginas, la mansión nos mantiene en vilo.

 “Era una casa malvada. Tembló y pensó, con palabras que acudían libremente a su cabeza, Hill House es malvada, está enferma; vete de aquí ahora mismo.” / “Tendría que haber dado media vuelta en la entrada, pensó Eleanor.”

El modo en el que se intercalan el narrador en tercera persona y la voz en primera persona de Eleanor, principal protagonista de la novela, me pareció un atractivo del texto. Sin darte cuenta, Jackson nos introduce en el cuerpo y en la mente de Eleanor. Puedes sentir y temer todo lo que ella siente. Y también lo que teme.

Por encima de los cuatro personajes principales, sobresale siempre Hill House (rivalizando en protagonismo con Eleanor). Jackson alerta ya en la primera página la turbación que produce la casa y los sucesos que después ocurren en su interior (puertas que se cierran solas, corrientes de aire frío, risas infantiles que se escuchan por la noche…), tan solo confirman la desconcertante impresión que la casa nos ha proporcionado.

hill house

Fotograma de la película “The Haunting” (1963) adaptación de la novela de Shirley.

Especial mención merece la presentación del personaje de la señora Dudley, la ama de llaves.

—Así que si necesitan ayuda no tendrán a nadie.

—Comprendo.

—No podríamos ni oírlos, de noche.

—No suponía que…

—Nadie podría. Nadie vive más cerca que en el pueblo. Y nadie se acercaría jamás.

—Lo sé—dijo Eleanor, cansada.

—De noche —dijo la señora Dudley, y con una gran sonrisa—. Cuando está oscuro—dijo, y cerró la puerta detrás de ella.

Jackson nos guía con habilidad por las habitaciones y pasillos de Hill House. Creando un ambiente de temor y desconfianza en el que cada vez que giras la página, te esperas lo peor. Cuando ya has llegado a la página 80, que las puertas no permanezcan abiertas, es el menor de los problemas.

Los cuatro protagonistas principales están construidos de manera muy completa. Todos llegan a Hill House por diferentes motivos y su experiencia en la casa es igualmente particular: Luke es la osadía; Montague, la razón; Theo es la intuición y Eleanor…Bueno, Eleanor es especial. Diría que Eleanor encarna ese lado asustadizo que todos tenemos, el que hace que sigamos reaccionando con pavor cuando escuchamos ruidos en plena noche. A todos ellos, se les unen un grupo de secundarios no menos curioso: el aséptico matrimonio Dudley; la esposa de Montague y su acompañante, Arthur; la hermana de Eleanor y su marido.

Me gustaría detenerme en el personaje de Eleanor. Sobre ella recae el mayor peso de la obra (con permiso de Hill House). Eleanor es una mujer insegura y desconfiada. Su suspicacia natural nutre su ansiedad. A lo largo de toda la novela es fácil observar que Eleanor intenta, a toda costa, ser especial para los demás y ganarse su aprobación. A grandes rasgos, la historia nos narra cómo la casa perturba y desequilibra la frágil mente de Eleanor. A medida que se avanza en la lectura, Eleanor se resiste a abandonar Hill House pues allí siente que ha encontrado  su lugar “toda la vida he estado esperando que suceda algo como Hill House”. Al fin puede explorar y explotar una identidad mucho más osada, incluso en una ocasión incluso bromea con su deseo de ser emparedada en Hill House.

[…] Eleanor pensó, Es mi segundo día en Hill House y soy increíblemente feliz.

Otro punto más a alabar de Shirley Jackson: deja que el lector deduzca y saque sus propias interpretaciones. De entrada, Shirley ya nos deja claro que la casa escapa a los argumentos de la razón. Y es que el miedo también nace de lo que no se comprende. De lo ilógico.

Recomiendo totalmente esta novela a quienes quieran disfrutar de un texto intrigante, ágil y entretenido. El terror no está en historias de monstruos sádicos ni en persecuciones de psicópatas con cuchillo. El terror descansa en lo cotidiano, en lo sutil, en lo que no se puede explicar pero que te inquieta. En algo tan aparentemente acogedor e inofensivo como es una casa.

Reseña 1

“Y lo que fuera que caminaba, caminaba solo”

Nota: 9/10

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .