Portugal, sus librerías y un elefante

Con las vacaciones recién estrenadas no puedo evitar acordarme de nuestro viaje a Portugal el verano pasado. Si algo me enamoró de ese país, aparte del carácter tan afable de los portugueses y las sardinas a la brasa, fue la gran cantidad de librerías que podías encontrar (pese a crisis y rescates).

En los últimos años, la crisis ha empujado a bastantes librerías en Mallorca o bien a renovarse (especializándose) o a cerrar; algunas nuevas han emergido y otras sobreviven, pero lo cierto es que algunas de las librerías más emblemáticas de la isla en la que vivo, cerraron sus puertas (ejemplos aquí y aquí). Por eso, al llegar a Oporto y descubrir que no podía caminar 50 metros sin encontrarme una librería con más años que yo (unos treinta) abierta y que aparentemente “funcionaba”, me sorprendí. Y no solo sucedía en Oporto, sino en Aveiro y Lisboa.

oporto2

oporto3

Librería Lello
Librería Lello

Aunque la Librería Lello (Oporto) es quien se lleva el mayor número de visitantes gracias al marketing que le otorga haber inspirado a J.K. Rowling en la redacción de su Harry Potter; lo cierto es que paseando por la ciudad puedes encontrarte verdaderos tesoros.

Librerías que se ubican en edificios tan desgastados, con azulejos y pinturas ausentes, que parece que vayan a caerse de un momento a otro. Edificios tan singulares que otorgan un carácter único a las librerías y a quienes los regentan. Otro dato que me sorprendió fue ver algunas librerías abiertas más allá de las diez de la noche. Y sí, había muchos compradores o curiosos paseándose entre libros.

oporto5

Sintra1

En nuestro último paseo nocturno por Aveiro, pasamos cerca de un callejón del que procedía música. Mordimos el anzuelo de la curiosidad y nos adentramos por aquella callejuela casi oscura e inhóspita. Esperábamos encontrar una discoteca…

Un callejón con todos los ingredientes para que motive adentrarte en él...
Un callejón con todos los ingredientes para que motive adentrarte en él…

…y en su lugar, encontramos un portal pintado de rojo del que vimos salir a una pareja con su hijo de unos cuatro años (tal vez tuviera cinco. Nunca he sido buena para saber qué edad tienen los niños pequeños), sonreían y parecían comentar animadamente lo que fuera que habían visto dentro de la casa. Al ver aquella estampa tan familiar, supimos que no se trataba de una discoteca. Aún así, nos acercamos a la puerta y…descubrimos la Livraria Elefante Balao.

Aveiro. Elefante Balao

IMG_20140810_003219
¿Un mercado negro en un callejón oscuro? ¡No me lo pierdo!

Efectivamente, un edificio al completo con diferentes plantas en las que cada habitación hacía funciones de librería | sala de proyecciones | bar | sala de intercambio de idiomas | sala de juegos | sala de dibujo y discoteca.

IMG_20140810_000207

IMG_20140810_000109
Prohibida la entrada a arañas y visigodos. Ahí es nada.

Elefante Balao2

A la salida de la misteriosa librería-gastropub-multidisciplinar, encontramos una mesa destinada al bookcrossing. Al azar seleccioné un ejemplar de Férreos Transversais de la poetisa Alice Turvo en el que habla del amor a una mujer. Qué atinado es el azar, muchas veces.

Sin duda Portugal es un país que apuesta por la promoción de la cultura. ¿Se tratará de un mensaje de que la lectura sostiene a la ciudad? Mucho que aprender del país vecino.

Que las librerías no mueran nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s