De vuelta a casa – Julie Kibler

Septiembre es un mes poderoso. Con él llega la fuerza de todo lo que comienza, de la renovación.

Empieza el curso escolar; se retoma la actividad laboral después de las vacaciones de verano (si se han podido disfrutar); las primeras lluvias anuncian que el otoño ya pide paso y hay una especial ilusión en el ambiente por empezar “algo”. Para mí, septiembre es una segunda oportunidad que me da el año para hacer un restart de mis energías y propósitos. Es como otro 31 de diciembre o 1 de enero.

Hace un año, también en el mes de septiembre, decidí apuntarme al club de lectura de la biblioteca de Binissalem (pueblo en el que vivía por aquel entonces). Era la primera vez que participaba en un club de lectura y me motivaron a hacerlo dos cosas: por un lado, participar en actividades que ofreciera el pueblo en el que vivía; y por otro, compartir mi afición por la lectura con otras personas.

Los “miembros del club” (unos quince, según el día) somos personas muy diferentes entre sí: edades comprendidas entre los 30 y pocos y los setenta y muchos; unos están jubilados; otros aún en activo; diferentes profesiones; distintas vivencias y personalidades pero con algo en común: nos gusta leer y reunirnos. Abundan las mujeres, por decir que tan solo asisten dos hombres; lo cual vendría a confirmar aquel tópico de que las mujeres leen más. No me atrevería a decirlo así, pero al menos en cuanto a este club se refiere, asisten más mujeres.

La diversidad de los asistentes es lo que convierte en especial a este club. Todos leemos el mismo libro y sentimos emociones diferentes. Y al poner en común nuestra opinión, te das cuenta de cuán diferentes interpretaciones puede tener una historia.

En esta ocasión, nos reunimos el pasado 10 de septiembre para comentar “De vuelta a casa” de Julie Kibler.

Antes de iniciar la charla sobre De vuelta a casa, Marga, la responsable de la biblioteca, nos sorprendió a todos al leernos un cuento para comenzar con la tertulia. El cuento era “El autobús de Rosa” de Fabrizio Silei, con ilustraciones de Maurizio A.C. Quarello, de la editorial Barbara Fiore Editora.
El autobús de rosa
El cuento nos explicaba, a través de una charla entre un abuelo y su nieto (ambos negros), la historia de Rosa Parks y su revolucionario “NO” a ceder su asiento en el autobús a un blanco, que cambió la historia para toda la comunidad negra en Estados Unidos.
¿Cuánto hacía que no me leían un cuento?
Ufff, muchísimo. No sé si fue la delicadeza con la que lo contó Marga o que de repente me volví a sentir una niña, que cuando acabó el cuento, casi se me saltan las lágrimas. Y no fui la única. Todos estábamos tan emocionados que no podíamos ni hablar.

 

Marga había elegido ese cuento para contextualizarnos un poco una de las historias que se narran en De vuelta a casa.

 

De vuelta a casa 1

(Leído en catalán)
Autora: Julie Kibler Traducción: Albert Torrescasana | Editorial: Editorial Empúries
Nº de páginas: 400 | Título original: Calling Me Home
 
Sinopsis:

Dos mujeres tan distintas como unidas emprenden un largo viaje en coche por Estados Unidos. Sus confidencias lo convertirán en un emocionante recorrido por el pasado y también por el presente. La anciana señorita Isabelle pide a su peluquera, Dorrie, que la acompañe a la otra punta del país para asistir a un funeral. Aunque esta madre soltera afroamericana de 36 años no podría ser más diferente de su clienta preferida, con los años ambas han desarrollado una complicidad muy especial. El sur de Estados Unidos a finales de los años treinta en un mundo regido por la segregación. Una adolescente blanca sueña con evadirse del entorno asfixiante de su familia privilegiada y de su pequeña ciudad. Pero cuando se fija en el hijo de la criada negra, su vida da un giro aún más dramático de lo que hubiera podido imaginar. Pronto se verá envuelta en una lucha por seguir los dictados de su corazón a pesar de los peligros y los prejuicios a los que deberá enfrentarse.

En general, De vuelta a casa gustó.

Es una novela cuya lectura es ágil, sencilla, realista, engancha y te toca el corazón. Una de las características del libro es que está narrado a dos voces: la de Isabelle, una anciana blanca, y la de Dorrie, su peluquera negra.

La narración de Isabelle viaja en el tiempo hacia el pasado, para explicarnos su historia de amor con Robert, el hijo de su criada negra. La historia de amor entre una chica blanca de buena familia y un chico negro, nos permite ahondar en los conflictos raciales que se vivieron en Estados Unidos a principios del siglo pasado.

Personalmente, y debo añadir que todos los miembros del club coincidimos en ello, prefiero la voz de Isabelle y su narración de su historia de amor prohibido con Robert. Tal es así que deseaba que la narración de Dorrie acabase lo antes posible para poder seguir ahondando en el relato de Isabelle.

Uno de los pilares fundamentales de esta historia es la fuerza que tienen ambas protagonistas (y narradoras). Te encariñas con ambas y también con algunos secundarios. Y, como no podía ser de otra manera, también llegas a sentir aversión por otros. A medida que avanzas en la lectura, la narración gana en intensidad y emoción.

Mi nota 7/10. Es una lectura emotiva, entretenida y que aporta un testimonio del arraigado racismo que sufrió un país como Estados Unidos. Un libro que emociona a lo largo de su lectura y con un final sorprendente.

Un buen debut de su autora, Julie Kibler, que se inspiró en la historia de amor que vivió su abuela paterna con un chico negro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s