Una suerte pequeña – Claudia Piñeiro

20160502_193156_resized (1)
Título: Una suerte pequeña | Claudia Piñeiro | Páginas:  240 | Editorial: Alfaguara

Sinopsis 

Después de veinte años una mujer vuelve a la Argentina, de donde partió escapando de una desgracia. Pero la que regresa es otra: no luce igual, su voz es diferente. Ni siquiera lleva el mismo nombre. ¿La reconocerán quienes la conocieron entonces? ¿La reconocerá él?

Mary Lohan, Marilé Lauría o María Elena Pujol -la que es, la que fue, la que había sido alguna vez- vuelve al suburbio de Buenos Aires donde formó una familia y vivió hasta que decidió huir. Aún no termina de entender por qué aceptó regresar al pasado que se había propuesto olvidar para siempre. Pero a medida que lo comprenda, entre encuentros esperados y revelaciones inesperadas, entenderá también que a veces la vida no es ni destino ni casualidad: tal vez su regreso no sea otra cosa que una suerte pequeña. Claudia Piñeiro sorprende y cautiva con esta novela aguda y conmovedora donde la realidad y la intimidad tejen la cerrada urdimbre en que el lector queda atrapado una vez más.

La autora

claudia P
Claudia Piñeiro (1960) es una escritora, guionista de televisión y dramaturga argentina.

En el año 1991 escribió su primera novela, El secreto de las rubias, para el certamen La sonrisa vertical, de la editorial Tusquets, la cual quedó entre las diez finalistas pero nunca llegó a publicarse. En 2000 editó el libro infantil Serafín, El escritor y la bruja, y en 2004 Un ladrón entre nosotros, hasta que en el año 2005 le otorgaron el Premio Clarín por Las viudas de los jueves, novela que se convirtió en un clásico popular y fue llevada al cine por el director Marcelo Piñeyro. Le siguieron otras novelas como Tuya, Elena sabe, Las grietas de Jara y Betibú, publicadas por Alfaguara.

Su obra literaria, periodística y teatral ha sido reconocida con diversos premios nacionales e internacionales y sus libros han sido traducidos a varios idiomas.

 

 

Una pequeña introducción

20160423_195159
Claudia, Shirley, Blanca e Irene

En la pasada edición de la Feria del Libro en Mallorca no pude evitar comprarme la última publicación de la Claudia Piñeiro, “Una suerte pequeña”. También compré La presa de Irène Némirovsky y tuve la suerte (enorme) de que me regalaran Cuentos escogidos de Shirley Jackson y Jardí a l’obaga de Blanca Busquets.

 

Mi comentario

La primera vez que escuché el nombre de Claudia Piñeiro fue hace unos tres o cuatro años, cuando mi amiga Luisa me recomendó encarecidamente a esta autora. Postergué la lectura de Piñeiro pero la recomendación seguía ahí, en mi cabeza. Al fin, en enero de 2016 me decidí y devoré literariamente Las viudas de los jueves y Betibú, dos de las novelas más conocidas de la Piñeiro.

Hay algo en la escritura de esta autora que consigue que el lector conecte fácilmente con las historias que cuenta porque son sencillas y protagonizadas por personajes “corrientes” con los que resulta fácil sentirnos identificados. Por otro lado, Piñeiro maneja el suspense de tal manera que al lector no le resulta fácil cerrar el libro. Y ése es el mejor regalo que se le puede hacer al lector.

…sin darse cuenta de que el silencio habla más y mejor que lo que cada uno pueda decir para evitarlo.” (p.36)

Una suerte pequeña es una pequeña belleza literaria que nos habla la capacidad de reponerse a situaciones adversas y lo hace hablando de un tema tabú: el abandono de los hijos.

La protagonista se enfrenta a un suceso trágico, de esos que te cambian la vida para siempre. Marilé es una mujer corriente, una esposa corriente y una madre corriente. En definitiva. Marilé podría ser yo, podrías ser tú, podría ser la vecina, la hermana, una amiga… El motivo por el cual Marilé huye y se acaba convirtiendo en Mary se va revelando a lo largo de la lectura. Una vez el lector lo conoce (el suceso), creo que es inevitable juzgarla, cuestionarla. Pero a diferencia del entorno social de la protagonista, nosotros logramos empatizar con ella y eso lo debemos a la escritura de la autora porque a esas alturas de la novela, ya hemos entrado en el alma de Marilé.

Pero Mary/Marilé no es inocente, tampoco es culpable. Sí responsable. Me parece muy acertado cómo la autora describe con la suficiente delicadeza a la sociedad que no perdona a la protagonista. Además de juzgarla, no empatizan con ella, la aíslan y la empujan a tomar la decisión más difícil de su vida.

Suerte 1

La novela está dividida en tres partes: Cuaderno bitácora intervenido: Volver, La amabilidad de los extraños y Boston. Escrita en primera persona, está narrado por Mary/Marilé, la protagonista. A modo de prólogo, la escritora nos regala un bellísimo extracto del relato “Las niñas se quedan” de Alice Munro en el que se habla del dolor y que nos prepara para lo que vamos a leer en las doscientas cuarenta páginas siguientes.

La novela apenas tiene diálogos y las descripciones son las justas. “Una suerte pequeña” se lee con facilidad pero digerirlo no es una tarea sencilla. Con esto quiero decir, que Claudia Piñeiro nos narra esta historia tan cruda con mucho tacto, sencillez y con las palabras adecuadas para que podamos sentir el dolor y el desgarro de Mary/Marilé y así poder profundizar en temas como la maternidad, la desesperación, la culpa o el abandono.

 La novela también nos habla de lo liberador que es el perdón y de las diferentes maneras que tenemos las personas de encajar y superar un hecho traumático. En realidad, en esta novela no hay ni buenos ni malos, como tampoco ni buenas ni malas respuestas ante un mismo hecho. La historia de la protagonista y de algunos personajes que aparecen en la novela son un ejemplo de resiliencia. En psicología le damos el nombre de resiliencia a la capacidad que tiene una persona de superar hechos traumáticos y en esta novela podemos encontrar varios ejemplos de personas resilientes.

La charla entre Marilé y el director del colegio me parece de una sensibilidad y una empatía bellísimas. Todos hemos necesitado en algún momento a esa persona que nos escuche y nos diga las palabras justas que nos den aliento, una chispa de esperanza. En un momento, él exige a Marilé “No deje que la juzguen”. Esa frase va dirigida también al lector. No juzguemos a Marilé, Mary, María Elena, ni a Mariano, ni a Federico, ni siquiera a quienes nos parezca que no están obrando como nosotros haríamos. Porque, ¿qué hubieramos hecho nosotros en su lugar?

“Gracias a la amabilidad de los extraños. Gracias a mi suerte, no a aquella que decía mi madre, sino a una pequeña suerte. (p.190).

La grandeza de esta novela es la verosimilitud del dolor del personaje principal, una mujer dañada. En el anterior post mostraba las primeras líneas de La mujer rota de Simone Beauvoir. No ha sido un post al azar aunque ya tenía programada a Beauvoir para más adelante. Lo he escogido para que precediera a Una suerte pequeña porque en ambas novelas las mujeres hablan desde el dolor y porque en el libro de Piñeiro se hace referencia a la novela de Beauvoir.

Leí esta novela en una semana, durante mis trayectos en tren de ida y vuelta; de casa al trabajo. Me costó terminarla porque me costaba dejar de saber de Mary, es lo que pasa a veces, que entras tanto en el personaje que ya forma parte de tu día a día.

Me gustó mucho cómo la autora puso el alma en cada línea y nos regaló una historia difícil de olvidar.

“Usted no es una mujer rota, como la de Simone de Beauvoir, usted es una mujer dañada.””¿Y eso es mejor o peor?”, pregunté. “Es mucho mejor”, dijo Robert. “¿Por qué?” “Un daño se puede reparar, zurcir, se puede ayudar a cicatrizar la herida. Lo roto es difícil de reparar, casi siempre es mejor cambiarlo por otro. En cambio lo dañado tiene una reparación posible. Una esperanza, la ilusión de volver no digo al estado anterior al daño, pero a un estado en el que la vida pueda seguir fluyendo […]”. (p.185)

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Una suerte pequeña – Claudia Piñeiro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s