Primeras líneas de…Frankenstein

IMG_20160830_180404

“Los acontecimientos imaginarios y fantásticos que aquí se narran, han sido considerados, tanto por el doctor Darwin como por otros científicos alemanes, del dominio científico, en tanto en cuando, reproducen en cierta medida, un fenómeno, que bien pudiera haber sido verosímil y producto de la realidad.”

Frankenstein o el moderno Prometeo, Mary Shelley (1818)

 

Tal día como hoy, en 1797 nacía Mary Shelley en Londres.

Unos apuntes sobre Mary Shelley…

Mary fue una narradora, dramaturga, ensayista, filósofa y biógrafa reconocida sobre todo por ser la autora de la novela gótica Frankenstein o el moderno Prometeo (1818).

Su padre fue el filósofo político William Godwin y su madre la filósofa feminista Mary Wollstonecraft. Mary se casó con Percy Shelley, escritor, ensayista y poeta romántico inglés.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Villa Diodati (Ginebra).   Las mejores vacaciones para la literatura gótica se disfrutaron aquí. Un auténtico Diodati Shore.

En 1816, la pareja pasó un verano con Lord Byron, John William Polidori y Claire Clairmont, en Villa Diodati, cerca de Ginebra, Suiza, en donde Mary concibió la idea para su novela Frankenstein; y Polidori a su “Vampiro”.

Toda esta curiosa pandilla pasó el tiempo escribiendo, navegando en el lago y conversando hasta altas horas de la noche sobre asuntos como los experimentos del filósofo del siglo XVIII  Darwin, del cual se decía que había animado materia muerta, y de la posibilidad de devolverle la vida a un cadáver o a distintas partes del cuerpo. Sentados alrededor de una fogata en la villa de Byron, el grupo también se entretenía leyendo historias de fantasmas alemanas. Esto llevó a Byron un día a sugerir que cada uno escribiese su propia historia sobrenatural. Poco después, durante un sueño, Mary Godwin concibió la idea de Frankenstein:

Vi, con los ojos cerrados pero con una nítida imagen mental, al pálido estudiante de artes impías, de rodillas junto al objeto que había armado. Vi al horrible fantasma de un hombre extendido y que luego, tras la obra de algún motor poderoso, éste cobraba vida, y se ponía de pie con un movimiento tenso y poco natural. Debía ser terrible; dado que sería inmensamente espantoso el efecto de cualquier esfuerzo humano para simular el extraordinario mecanismo del Creador del mundo.

Comenzó a escribir el relato y lo amplió hasta convertirlo en su primera novela que publicó en 1818: Frankenstein.

Un tumor cerebral acabaría con Mary a los 53 años.

Las obras de Mary Shelley a menudo argumentan que la cooperación y la compasión, particularmente las practicadas por las mujeres en sus familias, son las formas de reformar a la sociedad civil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s