El gran Gatsby – F. Scott Fitzgerald

“tenía un don extraordinario para saber esperar, una presteza para el romance que jamás he encontrado en nadie y que probablemente no vuelva a hallar jamás. No; en resumen, Gatsby resultó ser un hombre de una pieza;” (p.12)

 

primera-edicion-gran-gatsby
Primera edición de El Gran Gatsby. 1925

F. Scott Fitzgerald | Traducción E. Piñas | Editorial Colección Millenium – Unidad Editorial | 191 páginas Prólogo de Gustavo Martín Garzo

Sinopsis

Nueva York, años 20. En la alta sociedad norteamericana, llama la atención la presencia de Jay Gatsby, un hombre misterioso e inmensamente rico, al que todos consideran un advenedizo, lo que no impide que acudan a sus fastuosas fiestas en su gran mansión de Long Island. Gatsby vive obsesionado con la idea de recuperar al amor que dejó escapar años atrás. Para ello se hará amigo de su vecino recién llegado, el joven Nick Carraway.

El Autor – F. Scott Fitzgerald

beb8b7ab7552fd8414b7cfaa555cb179(Minnesota, 1896 – California, 1940)

Francis Scott Key Fitzgerald fue un novelista y escritor estadounidense de historias cortas, ampliamente conocido como uno de los mejores autores estadounidenses del siglo XX, cuyos trabajos son paradigmáticos de la era del jazz.

Fitzgerald es considerado miembro de la Generación Perdida de los años veinte. Escribió cuatro novelas: A este lado del paraíso, Los hermosos y malditos, El gran Gatsby (la más conocida) y Suave es la noche. Una quinta, sin terminar, The love of the last tycoon, fue publicada tras su muerte. Fitzgerald escribió también múltiples historias cortas, muchas de las cuales tratan sobre la juventud y las promesas, la edad y la desesperación

La biografía de Scott Fitzgerald no puede entenderse sin nombrar a su esposa, madre de su hija y musa, Zelda Sayr, con quien mantenía una tormentosa y tóxica relación que intercalaba episodios de amor con otros de odio en los que la adicción al alcohol de él y la frágil salud mental de ella (diagnosticada de esquizofrenia) actuaban como el fuego y la gasolina.

zelda1
Zelda Fitzgerald

Durante la década de los 20, Zelda y Scott vivieron lujosamente y de fiesta en fiesta, encarnando el espíritu del jazz. De hecho, Zelda fue de las primeras flappers (mujeres liberadas) en EEUU. En el país eran auténticos ídolos y un referente para todos los de su generación de que el sueño americano puede cumplirse.

28ct-xlarge

Sin embargo, todo lo que brilla también tiene sus sombras y no tardaron en llegar los problemas económicos por esa vida de excesos. Emigraron a París donde el matrimonio se codeó con otros emigrantes que formaban parte del círculo literario de la época: Hemingway, Gertrude Stein, T. S. Elliot etc.  Fue Stein quien les denominó la Generación Perdida, una generación que, tal y como él mismo describió, “llega para encontrar a todos los dioses muertos, todas las guerras acabadas, toda fe en el hombre puesta en duda“.

El alcoholismo de Scott se fue cronificando, así como la delicada salud mental de Zelda. El matrimonio decidió volver a EEUU. Hollywood contrató a Fitzgerald como guionista. En 1936 Zelda fue ingresada en un hospital psiquiátrico. Scott empezó a trabajar como guionista independiente y durante esa época inició una relación con una periodista llamada Sheila Graham.

Fitzgerald murió en 1940, tras sufrir un infarto y creyendo que su vida literaria había sido un fracaso. Zelda murió 8 años más tarde en el incendio del hospital psquiátrico en el que permanecía internada desde 1936.

Mis impresiones

Ciertamente, El Gran Gatsby es una de esas novelas que te dejan ganas de volver a leerla porque necesitas volver a sentir y leer frases memorables. Diría que El Gran Gatsby me ha dejado un sabor amargo en mi paladar de lectora. Evidentemente, la amargura viene motivada por los acontecimientos que en la novela se explican. Durante casi 200 páginas he pasado del hechizo al desencanto con la sociedad del West Egg, con las fiestas de Gatsby y de todos los que le rodean.

En sí, El gran Gatsby es una novela en la que a través de una bellísima historia de amor, el autor plasma temas tan controvertidos como la corrupción de los valores de una sociedad superficial y la desilusión del sueño americano.

Es importante señalar el contexto en el que se escribió la obra: en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial. Los efectos de esta guerra fueron una prosperidad económica, la ley seca y la explosión del jazz. La nueva clase que surgió en esos momentos se entregó al materialismo, traicionando los ideales por los que se había luchado en la guerra. Así pues, los años 20 fueron una época de bonanza económica y a su vez, de un gran vacío espiritual. La novela se publicó en 1925 y apenas obtuvo éxito. Fue tras la muerte de Fitzgerald que resurgió el interés por ella y se convirtió en una pieza literaria imprescindible para la cultura norteamericana.

Con un estilo directo, conciso, profundo y lleno de lucidez, Fitzgerald nos habla en este novela de varios temas como pueden ser el desencanto del sueño americano, la resistencia al cambio, el apego a la nostalgia y una crítica a la superficialidad. A conseguir todos estos objetivos nos ayudan unos personajes muy bien definidos por el autor y una trama y diálogos a la altura de la historia que se quiere explicar. En esta novela cada palabra o frase no está escrita al azar, sino que tiene una razón de ser.

El arranque en las primeras líneas de la novela es toda una declaración de principios sobre de lo que va a hablarnos: las apariencias.

En mi primera infancia mi padre me dio un consejo que, desde entonces, no ha cesado de darme vueltas por la cabeza.  “Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien —me dijo— ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas…”

En lugar de destriparos el argumento, os voy a hablar de los personajes y lo más destacable que me ha parecido de ellos.

nick
Nick Carraway. Versión película  1974 y 2013.

La novela es narrada en primera persona por Nick Carraway, que ejerce de narrador testigo. Me gustaría incidir en que lo que leemos es su testimonio y por eso mismo puede que no sea un narrador fiable. Es a través de su versión que tenemos acceso a lo que sucede en el verano de 1922 en West Egg. Su relato ya empieza con una voz decepcionada por lo que allí vivió. “Cuando regresé del Este en el otoño sentí deseos de que el mundo estuviera de uniforme y con una especie de eterna vigilancia moral; no quería seguir escudriñando las profundidades del corazón humano.” 

De Nick podría decir que es observador, reservado, lúcido, realista. Es precavido en sus decisiones y manifestaciones; amable y de trato educado. Destacaría que es una persona honesta consigo mismo, por eso no se traiciona ni traiciona sus valores.

Todo comienza cuando Nick se instala en una casa en Nueva York, en el barrio de West Egg donde viven los nuevos ricos. Al lado de la casa de Nick, se erige una pomposa mansión en la que vive Jay Gastby, un misterioso millonario que organiza fiestas cada fin de semana pero a quien nadie ha visto. Al otro lado de la bahía, se halla el East Egg donde vive su prima Daisy con su marido Tom. Nick y Gatsby entablan amistad y a lo largo de tres meses, Nick será testigo de los intentos de Gatsby por reconquistar a Daisy.

Nick se ve seducido por la vida ociosa y llena de riqueza que le rodeará en los primeros días de su estancia en West Egg. El verano ha llegado a Nueva York, y todo es posible gracias al efecto del dinero. Nick empieza siendo un chico optimista y después de tres meses termina desencantado.

“Todo creemos que, como mínimo, poseemos una virtud capital; la mía es ésta: soy una de las pocas personas honradas que he conocido.”  p.70.

the-blogazine-201305-the-great-gatsby-3-1
Daisy Buchanan. (1974 y 2013)

Por otro lado tenemos a Daisy Buchanan. Ella es la prima de Nick y está casada con Tom, jugador de polo de una clase social alta. Daisy es cautivadora y hedonista y sus aspiraciones son las de mantener su status social y sus comodidades. Es una mujer poco profunda, frívola y de reflexiones tan banales como absurdas. Además, depende económicamente de Tom y es por ello que responde con sumisión a sus deseos.

“Daisy Buchanan, la chica dorada. Su calidez dejaba sin aliento. Te hacía creer que quería verte a ti más que a nadie en el mundo.”

image
Tom Buchanan 2013

Tom Buchanan es el marido de Daisy. Es engreído, hipócrita, materialista, infiel, racista, machista y no duda en amenazar o ejercer la violencia cuando se trata de imponer su criterio.

“Tom y Daisy eran descuidados e indiferentes; aplastaban cosas y seres humanos, y luego se refugiaban en su dinero o en su amplia irreflexión, o en lo que demonios fuese que les mantenía unidos, dejando a los demás que arreglaran los destrozos que ellos habían hecho. (p.189)

8764c73121de72151da9d591de2ba0e0
Jordan Baker 2013

Jordan Baker, amiga íntima de Daisy y affaire de Nick durante su estancia en West Egg. Jordan es superficial, cínica, altiva y mentirosa. Se dedica profesionalmente al golf y eso le da una independencia económica y social. Su personaje representaría a las flappers. Nick la describe como una mujer con una pose estudiada “el disciplente y altivo rostro que ofrecía al mundo ocultaba algo; la mayor parte de las poses estudiadas ocultan algo.”  

el_gran_gatsby_4608_522x375
Jay Gatsby. Interpretado por Robert Redford en 1974 y Leonardo diCaprio en 2013.

Y como no puede ser de otra manera, dejo para el final al hombre que da título a esta novela  JAY GATSBY.

Jay es un hombre hecho a sí mismo que organiza fiestas lujosas pero no participa en ellas. Es misterioso. Nadie parece saber nada de él ni cómo ha podido lograr esa fortuna de la que hace gala cada fin de semana, de ahí que se creen rumores negativos acerca de cómo se ha enriquecido. Curiosamente, todos los que acuden a sus fiestas parecen pasar por alto los oscuros negocios de Gatsby cuando se trata de disfrutar de su generosidad.

Gatsby vive anclado en el pasado y por eso no puede mirar su presente. Está obsesionado con recuperar el amor de Daisy, con la que vivió un romance cinco años atrás. Precisamente es la nostalgia la que ciega a Jay: No quiere ver la realidad. Como tampoco quiere ver a Daisy tal cual es en la actualidad (una mujer casada, con una hija y que ya ha elegido otro tipo de vida sin esperarle), sino que sigue viéndola como esa chica que cinco años atrás estaba enamorada de él y de su uniforme.

La obsesión de Gatsby por Daisy es tan grande que se compra una mansión justo en frente de la casa de Tom y Daisy esperando a que ella se acerque algún día a alguna de sus fiestas y pueda volver a reconquistarla. Gatsby tiene claro que el amor de Daisy pasa por demostrarle cuán millonario es.

Sus orígenes humildes y su camino para conseguir vivir rodeado de lujo representan el sueño americano de que todo es posible. Es un hombre que lo tiene todo pero que no ha construido relaciones sinceras con nadie, a excepción de la que entabla con Nick. Por eso a su adiós no acude nadie a excepción de Nick y su padre. Pese a que Gatsby ha usado medios corruptos para enriquecerse y que ha construido una identidad falsa, esa corrupción en los negocios no ha alterado los sentimientos de su corazón.

82830-gatsby-700

A todos ellos se unen otros secundarios como el infortunado matrimonio formado por el mecánico George Wilson y su esposa, Myrtle,  amante a su vez de Tom; el negociante judío Meyer Wolfsheim; el padre de Jay o el mentor de Gatsby, Dan Cody.

Sin duda, Nick es mi personaje preferido. Representa la pureza de quien no se ha corrompido y que sigue creyendo que las personas mantienen sus principios morales intocables. Sus ojos han sido mis ojos. Su mirada, deslumbrada por todo lo que veía, también ha sido mi mirada. Su fascinación en un principio por aquel misterioso desconocido se transforma en lealtad. Y por eso, cuando Nick le grita a Gatsby “¡Tú vales más que todos ellos juntos!“, yo también lo grito al ver que aquellos que desprecian a Gatsby son los que se le han acercado cuando era quien proporcionaba fiestas lujosas y no importaba de dónde sacaba el dinero para pagar todo ese champán y caviar.

a6b773914f58d1c624eee7859cf5a396
Ninguna cantidad de fuego o frescura puede ser mayor que aquello que un hombre es capaz de atesorar en su insondable corazón.

 

No puedo obviar lo que menos me ha gustado y ha sido la descuidada edición de esta novela por parte de UNIDAD EDITORIAL. Plagada de erratas (sentado al mesa; Su vos me llamó gritando…; etc), que si bien no me han restado el disfrute de esta lectura me han enturbiado los ojos más de 27 veces.

 

2013-05-08-07-39-37-pm
Hoy no me puedo levantar        interpretada por  Tom Buchanan, Nick Carraway, Daisy, Jay Gatsby y Jordan (versión 1974).

Conclusión

Es un libro totalmente atemporal con un bien merecido título de una de las mejores novelas del siglo XX. Es un cuento para adultos en el que se habla de los peligros de refugiarse en la nostalgia y no querer avanzar; del desencanto con un mundo superficial que deja de lado los valores más profundos y vitales para enaltecer el ocio, el lujo y los excesos.

Todos hemos conocido a algún Gatsby y a muchos, muchas, Daisy y Tom. En realidad, creo que todos hemos sido Nick Carraway alguna vez.

“Durante cierto tiempo, estos ensueños dotaron de una salida a su imaginación, fueron satisfactoria indicación de la irrealidad de la realidad, promesa de que la roca del mundo está fuertemente asentada en las alas de un hada” (p.109)

(Imágenes de las versiones cinematográficas de 1974 y 2013).

 

Anuncios

4 comentarios sobre “El gran Gatsby – F. Scott Fitzgerald

  1. Ayyy mi eterno pendiente, que últimamente me persigue constantemente! ^^
    No he visto la película porque no quiero que me desvele nada del libro, y eso que más o menos conozco la historia, pero supongo que cuando lea a Fitzgerald quiero crearme a los personajes en la cabeza y dejar que Gatsby me conquiste con las palabras…jejej Espero leerlo este año, porque ya me da hasta verguenza!
    Un reseña muy chula! ^^
    Besotes!

    Le gusta a 1 persona

  2. Vaya, vi la peli y ciertamente me pareció tan buena que descarté leer el libro. Sin embargo, con esta reseña que has hecho… me asaltan las dudas. Quizás sí debería leerlo, ¿no? Creo que me perdí muchos detalles viéndola, demasiados, así que no descarto que lo saque de la biblioteca. Ya te contaré… Un abrazo y ¡qué blog más bonito tienes!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Raquel, por pasarte siempre por aquí y dejar comentarios tan amables 😉 ES una lectura que te recomendaría y también me gustaría saber tu opinión, a ver qué opinas. La adaptación con DiCaprio está bastante bien y yo también la vi antes que leer el libro; pero no me la desvirtuó sino todo lo contrario. Que tengas un buen lunes!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s