Primeras líneas de … La Regenta

20170220_170929

 

“La heroica ciudad dormía la siesta. El viento Sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles.”

La Regenta, Leopoldo Alas, “Clarín”

Editorial Espasa Calpe, Colección Austral

Lectura obligatoria en el colegio, lectura que siempre formará parte de mis memorias literarias.

Ana Ozores, el Magistral Don Fermín y su dominante madre, Doña Paula y el libertino Don Álvaro Mesía son los cuatro vértices de esta novela realista.

Vetusta, esa ciudad en la que no hay sitio para la verdad y en la que se valora el disimulo y no la virtud.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s