Primeras líneas de…Casa de verano con piscina

IMG_20170627_172236

“Soy médico de cabecera. Paso visita desde las ocho y media de la mañana hasta la una de la tarde. Me tomo mi tiempo: veinte minutos por paciente. Esos veinte minutos son mi reclamo. “¿Qué médico de cabecera te atiende durante veinte minutos, hoy en día?”, comentan los pacientes, y se lo cuentan unos a otros. “No se llena demasiado la agenda, quiere dedicar el tiempo necesario a cada caso.” Tengo lista de espera. Si algún paciente se muere o se va a vivir a otro sitio, me basta con hacer una llamada y ya hay otros cinco que quieren ocupar su lugar.

Los pacientes confunden tiempo con atención. Creen que les presto más atención que otros médicos de cabecera, pero lo único que les hago es dedicarles más tiempo. En un minuto ya he visto lo que necesito saber; los diecinueve restantes, los lleno de atención. Con la ilusión de atención, debería decir. “

Casa de verano con piscina, Herman Koch

Editorial Salamandra (Letras de bolsillo) | 348 páginas | Traductora Maria Rosich

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s