Un triste ciprés – Agatha Christie

IMG_20170716_120455

 

Sad cypress | Agatha Christie | Editorial Molino |1959 | 237 páginas

 

—Me temo que eso no le será fácil.

Poirot se alzó e hizo un gesto. 

—Todo —afirmó— es fácil para Hércules Poirot.  (p.151)

 

Sinopsis

Elinor Carlisle, miembro de la alta sociedad, se enfrenta a un tribunal por envenenar a su tía y a la hija del jardinero. Todas las evidencias indican su culpabilidad. Sin embargo, para Hércules Poirot no está tan claro y decide embarcarse en una investigación en la que no todo el mundo es sincero.

Autora: Agatha Christie

920x920
Agatha diseñando nuevos crímenes
Agatha Christie (1890-1976) es considerada una de las más grandes autoras de crimen y misterio de la literatura universal.  Christie fue la creadora de grandes personajes como la entrañable Señorita Marple o el detective belga Hércules Poirot.
De entre sus novelas habría que destacar títulos como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Akroyd o Matar es fácil, entre otros muchos. También escribió obras teatrales como La ratonera o Testigo de cargo.

Además de estas obras, Agatha Christie también se dedicó a novela romántica bajo el seudónimo de Mary Westmacott. Un ejemplo La carga

Mis impresiones

Agatha ha sido una mis autoras de octubre. Mrs Christie siempre es una opción acertada cuando una busca leer algo que entretenga y que ofrezca un mínimo de calidad. Y con respecto a esta novela, debo admitir, que contra todo pronóstico resultó una grata sorpresa.

Escrita en 1940, Un triste ciprés narra otro caso del peculiar investigador belga Hércules Poirot. 

La novela sigue una estructura muy sencilla, tres partes subdividas en capítulos cortos, y circular  pues se inicia en la sala de un tribunal; continúa haciendo un flashback un año atrás; sigue con la investigación de Poirot y finaliza regresando a la sala del tribunal donde ya se emiten las conclusiones y veredicto final.

Un narrador omnisciente nos va guiando con una prosa sencilla que facilita que se pueda seguir una trama que se va complicando cada vez más y en la que abundan los diálogos sobre las descripciones. Los sospechosos se acumulan página a página, cualquiera parece tener un móvil razonable para ser el asesino.

Destaco tres puntos:

  • La completa construcción de los personajes. 
  • Poirot permanece en un acertado segundo plano, cediendo todo el protagonismo al suspense.
  • La importancia del proceso judicial.

 

La primera parte se inicia con una reveladora primera escena: nos encontramos en pleno juicio de Elinor Carlisle acusada de asesinar a su tía, Laura Welman y a Mary Gerrard, la protegida de su tía. Contrariamente a todo lo que indican las pruebas y a lo que cree todo el mundo, Elinor se declara inocente. A partir de esta introducción, la narración da un salto atrás en el tiempo y se presentan los hechos tal y cómo sucedieron un año antes.

Elinor y su primo Roddy están prometidos. Ambos pertenecen a la alta sociedad de la comarca. Cuando Elinor recibe una carta anónima en la que se le alerta de que una mujer está manipulando a su anciana y adinerada tía Laura, le muestra el anónimo a su prometido y ambos deciden visitar a su tía y asegurarse de que todo va bien. Al llegar a la mansión familiar, Elinor y Roddy conocen a Mary, la hija del jardinero y a su vez, protegida de su tía. Roddy se siente atraído inmediatamente por Mary.

Esa misma tarde, la tía Laura, que permanece asistida en todo momento por dos enfermeras y su ama de llaves, sufre una crisis en su enfermedad. Ante el fatal desenlace, la tía Laura le pide a su sobrina que llame al abogado familiar para poder hacer testamento pues quiere dejar un legado a Mary Gerrard. Sin embargo, la tía Laura fallece esa misma noche sin haber llegado a hacer testamento y Elinor resulta heredera universal. Al poco tiempo, Mary Gerrard fallece y todas las pruebas y testimonios parecen conducir a Elinor como única culpable con un móvil como los celos por el amor de Roddy.

En esta primera parte, que cubre la mitad de la novela, la narración adopta un aire de novela psicológica con desamor, celos y herencias suculentas.

La segunda parte  se enfoca en la investigación de Hércules Poirot y sus interrogatorios a todos los implicados: Elinor; las enfermeras O’Brien y Hopkins; el ama de llaves Bishop; Roddy; Ted, un pretendiente de Mary.

El ritmo de la narración se agiliza y es que los interrogatorios siempre son entretenidos, tanto para ver cómo se las ingenia Poirot para sonsacar información como para fijarse en cómo se las ingenian los interrogados para dosificarla.

 

“Como ha visto usted, amigo mío, las mentiras son tan útiles como las verdades. ” p. 229

En la tercera y última parte, retomamos el proceso judicial con más interrogatorios, testimonios y el esperado veredicto. Esto se traduce en más indicios para el lector. Llegados a este punto, el lector ya debería tener sus apuestas…
Cuando el misterio se resuelve, no puede ser más que sorprendente: tanto por quién resulta ser el asesino como por el modo en el que Poirot llega a esa conclusión. Personalmente, no me pareció muy convincente.

La autora no tan solo nos regala la resolución del caso, sino también una interesante reflexión sobre el amor y las relaciones de pareja en las que pone sobre la mesa si es conveniente optar por una relación sin sobresaltos y que garantice la confianza, a riesgo de resultar aburrida, o elegir otra que contenga la intensidad de la pasión pero que descanse en la incertidumbre.

 

Imagen del capítulo Un triste ciprés de la serie para la televisión POIROT (2003)
 

Conclusiones

Te gustará si buscas una novela entretenida que te hace partícipe en el juego de descubrir quién es el asesino. Una novela totalmente atemporal, con personajes muy bien construidos y giros que añaden valor a la trama. Algo que me gustaría destacar de esta novela es el retrato psicológico de Elinor y de cómo se narra cómo su personaje afronta una posible sentencia de muerte (su angustia, sus dudas, sus recuerdos…).

¿Hay mucha diferencia, después de todo, entre hacer una cosa y pensarla?” (p.227)

Anuncios

Un comentario sobre “Un triste ciprés – Agatha Christie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.