La vida en las fisuras – Pilar Parets

Esta entrada es y no es una reseña. Es la presentación de mi primer libro de relatos, La vida en las fisuras.

La vida en las fisuras (2020)

Después de cinco (casi seis) años reseñando a otros autores, me hace mucha ilusión que La vida en las fisuras tenga un espacio en Musas en su tinta.

Como hablar de una misma me resulta una tarea mucho más compleja que escribir, hablaré del libro. [Momento He venido a hablar de mi libro].

¿CÓMO NACIÓ LA VIDA EN LAS FISURAS?

Los primeros relatos nacieron casi al mismo tiempo que este blog. Musas en su tinta empezó siendo algo así como una terapia de escritura/lectura en la que volcaba mi tiempo, mis impresiones sobre lo que iba leyendo y mis ganas de compartirlo con alguien más allá de mi círculo más cercano. Lo llamo blog-terapia porque, entre otras cosas, mantener la actividad en el blog impulsó mi ánimo en un momento en el que estaba instalado en una depresión. Así, el compromiso conmigo misma, y con los lectores, por escribir, reseñar y leer fue “sanándome” (si se me permite utilizar esta palabra). Si estás leyendo esto y reseñas o tienes un blog ya sabes que conlleva mucho más tiempo del que el resto del mundo imagina o aprecia. Pero vale la pena, siempre lo dicho, si lo haces desde la diversión, nunca desde la obligación.

Pero leer y reseñar no era suficiente. La escritura también me tomó de la mano y me empujó a plasmar sobre el papel todo lo que mi mente imaginaba y mis emociones sentía que querían expresar.

LA VIDA EN LAS FISURAS

La vida en las fisuras es un libro autopublicado y autoeditado. EL viaje ha sido tan emocionante, tan ilustrativo, me ha enseñado tanto… Que me siento muy orgullosa del paso dado.

Los ocho relatos que recoge La vida en las fisuras nacieron entre los años 2014 y 2018. Algunos aparecieron al volcar mis emociones o imaginación y otros fueron fruto de un taller de relato de Portal del escritor con la profesora Clara do Roxo. El paso de los años y el reposo entre carpetas han macerado los textos y aunque había dado a leer algunos a mi círculo más cercano, veía la publicación de los relatos como algo muy, muy lejano. De hecho, aposté por lanzar primero mi novela y envié el manuscrito a editoriales.

Entonces, llegó 2020. En mis planes figuraba publicar mi novela El Nido; pero llegó el ciclón que me llevó a Oz. Durante el confinamiento, en el momento en el que la tormenta dejó de agitarme la cabeza y el corazón, empecé a ver las cosas más nítidas (al igual que todos, esta crisis también me ha afectado a nivel personal, profesional y emocional, claro). Y fue en ese momento que decidí lanzarme a la aventura de la autopublicación pues realmente encajaba con mi idea de apostar por libertad y por hacer con mi obra algo “a mi manera”. En justicia debo decir que fue mi compañera Estíbaliz quien me dio el empujón de la manera más improvisada: «Oye, ¿y si autopublicas tus relatos?». Le dí un par de vueltas durante unos minutos, pero no necesité muchos. Lo tenía claro: ¡pues claro que me iba a lanzar! ¿Y perderme la aventura? ¡Ni hablar!

Podría decir que las revisiones del libro han sido mi principal lectura en estos últimos meses. Si digo que lo revisé 20 veces, digo pocas. Ay, pero, es que no puedo quitarme la mente de “lectora” y a veces, unas palabras, una frase, una descripción… son todo un mundo. Por otro lado, publicar lo que has escrito conlleva cerrar una etapa, despedirte de personajes, clausurar historias en las que te quedarías horas y horas y entregar parte de ti al público (suena muy pomposo, pero realmente es así).

En esta aventura he contado con la complicidad y profesionalidad de Estilogatraducciones que ha maquetado la edición en papel y también ha participado en la edición con sus sugerencias.

¿DE QUÉ HABLA LA VIDA EN LAS FISURAS?

Esta es la sinopsis:

Una mujer sentada en el coche espera que una promesa la lleve a un destino amargo; un tren parado por una avería reúne a personas cuyas vidas también anhelan reiniciarse; un hombre y una mujer protagonizan un singular reencuentro; unas cortinas envuelven a su dueña en un mundo más esperanzador; hombres y mujeres adictos a la nostalgia y por último, un refugio azul.

Los ocho relatos que componen La vida en las fisuras tejen un universo propio. Historias de personas, al fin y al cabo, que pueden vivir en tu ciudad, tu barrio o en tu misma escalera. Ocho textos que retratan las experiencias de una variada galería de personajes que, pese a al dolor y vulnerabilidad, todavía sienten el impulso por sobrevivir. Como esas flores que nacen en las grietas de las paredes. Un libro con sabor agridulce que incomoda y conmueve; tal y como hace la vida.

EL GINGKO BILOBA

El gingko biloba, milenario árbol sagrado y símbolo de la longevidad y resistencia, también nos habla de la esperanza.

🍀 El gingko biloba probó su resistencia al brotar de nuevo tras las bombas de Hiroshima y Nagasaki, desde entonces, se le llama «portador de esperanza» y es venerado en los países asiáticos. Si has paseado por algún “carmen” en Granada, seguramente también hayas sido honrado con la alfombra amarilla de sus hojas.

He escogido la hoja de gingko biloba como símbolo de estos relatos pues todos ellos nacieron para dar voz a una etapa desesperanzada en la que la escritura me tomó de la mano y no me la soltó en todo lo que duró el viaje hasta reordenarme y reconstruirme. Por eso, para mí, la escritura siempre será esperanza.

¿Influencias? Bueno, si sigues este blog ya debes conocer el enfoque que tienen mis lecturas (por cierto, nada basadas en “superventas o temas del momento” ni patrocinadas por editoriales). Siempre tuve claro que quería mantener mi libertad e independencia en el blog y que iba a reseñar lo que me apeteciese, no lo que creía que iba a darme más visitas. Para mayor regalo, muchísimos de vosotros compartís esa visión sobre la lectura: libertad y criterio propio.

Pero si tuviera que hablar de referentes o influencias… No podrían faltar Irène Némirovsky y Hemingway que además son los autores que aparecen en las “citas” del libro. Y junto a ellos: Mercè Rodoreda, Alice Munro, Shirley Jackson, George Orwell, Daphne du Maurier, Ian McEwan, Amélie Nothomb, John Steinbeck, Oscar Wilde y muchos, muchos más.

¿Qué más puedo compartir contigo?

Que me hace mucha ilusión escribir esta publicación en el blog y que si te gusta leer relatos y tienes curiosidad por conocer un poco más a la persona que está al frente de este blog, te invito a que lo saborees, pues es un libro para leer en pequeñas dosis.

Lo encontrarás disponible en Amazon tanto en ebook como en papel.

Gracias por leer hasta aquí. Seguiremos encontrándonos en nuevas reseñas con miradas e ilusiones renovadas. Mientras tanto, empiezo a trabajar en la publicación de mi novela, sigo escribiendo, sigo encontrando vida en las fisuras.

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .