En defensa del buzón

Hoy en día pasan desapercibidos, aguardan olvidados a que alguien les preste algo de atención, la lluvia oxida sus formas y sus dueños apenas podrían recordar cuándo fue la última vez que los abrieron; pero hubo un tiempo en que los buzones albergaban la ilusión de nuestros hogares. ¿Quién no sonreía sorprendido al abrir elSigue leyendo “En defensa del buzón”

¡Hola mundo!

Cuando pensaba en cuál sería la primera entrada de este blog, tenía claro que quería mostrar algo de mí (mi mundo) y que trasmitiera la relación que he tenido siempre con la escritura. De ahí que no haya variado el título de la primera entrada que aparece por defecto cuando empiezas un blog “¡Hola mundo!”.Sigue leyendo “¡Hola mundo!”